Oriental style with my new Kimono from Oasap

 

 

“Hay algo muy interesante que sucede con el bambú japonés y que nos enseña una importante lección. Cuando un cultivador planta una semilla de este árbol, el bambú no crece inmediatamente por más que se riegue y se abone regularmente.
De hecho, el bambú japonés no sale a la superficie durante los primeros siete años. Un cultivador inexperto pensaría que la semilla es infértil, pero sorprendentemente, luego de transcurridos estos siete años el bambú crece más de treinta metros en solamente seis semanas.
¿Cuanto podríamos decir que tardó realmente en crecer el bambú? ¿seis semanas? ¿o siete años y seis semanas? Sería más correcto decir que tardó siete años y seis semanas. ¿Porqué? Porque durante los primeros siete años el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer las raíces, las cuales van a ser las que luego de estos siete años pueda crecer tanto en solamente seis semanas. Además, si en algún punto en esos primeros siete años dejamos de regarlo o cuidarlo, el bambú muere.
Este cuento es similar a lo que nos pasa muchas veces en la vida. En general nos apresuramos y nos ponemos ansiosos si no logramos inmediatamente un objetivo. Muchas de nuestras metas, especialmente las más ambiciosas requieren tiempo y dedicación. También requieren que creemos nuevos hábitos, lo cual también puede llevarnos tiempo.
Muchas veces cuando no logramos inmediatamente nuestros objetivos, nos desanimamos y hasta lo abandonamos creyendo que no es para nosotros, que no lo merecemos, o cualquier otro pensamiento limitante similar. Imagina un cultivador que deja de regar el bambú japonés a los seis años y once meses. El mismo va a morir cuando se encuentra muy cerca de salir a la superficie. Un poco más de paciencia y perseverancia hubiera producido muchos frutos en poco tiempo.
Así como el bambú requiere perseverancia, lo mismo ocurre en la vida. A veces no vemos resultados por mucho tiempo, pero si nos mantenemos perseverantes, realizando acciones cada día que nos lleven a nuestro objetivo, tarde o temprano un resultado se va a manifestar, y cuando esto ocurra es probable que veamos todos los frutos de nuestro esfuerzo juntos.”

Y sobre mi look, creo que este verano la prenda estrella están siendo los kimonos. Este en concreto, de la marca Oasap, me llego a casa hace unos días tenia muchas ganas de enseñároslo en un look. Decidí dar todo el protagonismo a el kimono y lo lleve combinado con este vestido sencillo negro, bolso en rosa flúor y accesorios en negro. Que os parece la idea del kimono? Os guste esta prenda? Espero que os guste el look y muchísimas gracias por vuestros comentarios!!!

DSC_0281 (2)NewDSC_0280 (2)NewDSC_0266 (2)NewDSC_0255 (2)NewDSC_0250 (2)NewDSC_0219NewDSC_0241NewDSC_0222NewDSC_0238NewDSC_0235New

Kimono: Oasap New Aqui/Here
Vestido/Dress: Zara Old
Bolso/Bag: H&M
Zapatos/Shoes: Pull and Bear
Pulsera/Bracelet: Bijou Brigitte
Anillo/Ring: Vintage
Reloj/Watch: Daniel Wellington

55 comments to Oriental style with my new Kimono from Oasap

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*